Historia del graffiti

La palabra "graffiti" tiene sus orígenes en la palabra griega graphein que significa escribir. Esto evolucionó en la palabra latina graffito y graffiti es la forma plural de esta.

A finales de los sesenta, en la ciudad de Nueva York, empezaron a surgir los primeros graffitis que simplemente eran firmas con un pseudónimo que actualmente las llamamos tags.Estos escritores no buscaban estilo, simplemente estar por todas partes.

 

Poco a poco la cosa se fue complicando, cada artista quería destacar de los demás, de esta forma se empezaron a formar estilos, uno escribía letras alargadas, otro añadía flechas, otro separaba las letras...

Pronto aparecieron letras mas gordas, perfiladas y coloreadas: Bubble letters (letras pompa), de estas surgieron más estilos Throw ups  (vomitado) són graffitis muy espontaneos, Block letters  (letras bloque) como el nombre indica tienen forma de bloque y són totalmente legibles.

Pero la competividad seguía creciendo y la obsesión por conseguir popularidad y respeto llega a una complejidad artística tal que las letras empiezan incluso a ser difíciles de entender, culminando así en el estilo más genuino del Bronx: Wild style  (estilo salvaje).

Ya a finales de los setenta, el graffiti empieza a incorporar personajes de cómic, dibujos animados, caricaturas, retratos…

Con la incorporación de estos elementos nacen las complejas Master pieces (piezas maestras), que además de necesitar más técnica del autor, también aumentan de tamaño.

Esto lleva a un estado de competitividad feroz que se traduce en el auge de las conocidas Guerras de estilo Style Wars para nada violentas. Esta competición desemboca en las alianzas entre escritores.

Es un momento muy importante, puesto que nos encontramos ante el nacimiento de las crews (pandillas, grupos). Su objetivo es la de hacerse más fuertes y así conseguir el respeto de los demás. Hay que tener en cuenta de que el hecho de que haya más miembros de un mismo grupo poniendo el mismo nombre facilita el acto de gettin’ up (dejarse ver) .

Desde entonces el graffiti se fue ampliando, hasta llegar a los vagones de tren, en Nueva York.

Casi todas las piezas se realizaban en las diferentes cocheras de metro repartidas por la ciudad. Los escritores escalaban los muros, se colaban por las alambradas o saltaban las verjas. también accedían por los apartaderos subterráneos descendiendo a las vías por los andenes o caminando por la plataforma que cubre el carril conductor hasta llegar a los trenes estacionados

Los writers podían acceder a estos lugares con relativa facilidad, hasta que en 1980 el ayuntamiento de Nueva York, ayudado por la Transit Police Departament, decidieron con esta manera de expresión incrementando la vigilancia y los métodos de seguridad (muros más altos, dobles alambradas, perros, etc) en cocheras y apartaderos.

En España, este arte llego a principios de los años ochenta, pero no fue hasta el 92 cuando en Barcelona se habrieron las primeras tiendas especializadas en el graffiti, se vendían sprays, caps y poco más tarde apareció la marca Montana la líder actual en sprays.

Como sabéis, esta práctica siguió creciendo y actualmente todo el mundo sabe que es el graffiti, hay miles de tiendas especializadas en ello, centenares de estilos y sobretodo muchísimos y muchísimos writers. 

Registrate
Búsqueda graffitis

Páginas más visitadas

Licencia de Creative Commons